Síndrome de Comedones del Schnauzer: Uno de los post mas leídos y compartidos. Averigua por qué.

Relatos de Schnauzer: El primer corte de pelo de mi Schnauzer

¿Es posible recuperar el manto de un Schnauzer?

Aprende a alimentar a tu Schnauzer con comidas naturales

Los mejores tips para desenredar el pelo de tu mascota

Todo lo que debes saber sobre el cuidado de la piel y el pelo de un Schnauzer

¡Vamos a Cocinar!

La pérdida de una mascota visto desde un punto de vista muy personal.

Próxima Publicación:

Hand Stripping: Tutorial Peluquería Canina I

La peluquería canina del Schnauzer y la técnica del Hand Stripping es todo un arte que todos podemos aprender. Les aseguro que con un po...

¿Conoces las características de la raza schnauzer? Pues no te pierdas este genial post

¿Qué pasa cuando Abandonas a tu mascota? Impactante artículo que tienes que leer.

Relatos de Schnauzer: ¿Ya conociste a esta simpática mascota? Descubre qué es el "Día 1".

Especial: Desparasitacion de tu mascota.

Esquema de vacunación para tu mascota

El mejor cepillo para un perro de raza Schnauzer

Estética canina Vs Primer baño en casa

La elección de la estética canina y el personal

Cómo afrontar la pérdida de una mascota

18 sept. 2016

afrontar-perdida-mascota

Afrontar la pérdida de una mascota supone un dolor muy profundo y es un proceso silente, triste, muy difícil de sobrellevar para muchos de nosotros. Este es un tema delicado que preferimos evadir y no hablar al respecto, sin embargo, la muerte es un hecho de la vida y acompaña también a nuestras amadas mascotas. 
He escrito estas líneas a título personal, porque quiero transmitir mucha empatía y decirles que todo va a estar bien.

Aquí vamos...

Mi mascota se ha ido y junto a él muchísimos recuerdos de aventuras acumuladas por años, no solo se trata de verlo partir, se trata de todo lo que representó en mi vida hasta ahora. 

Amaba a mi mascota profundamente, desde que lo vi por primera vez supe que sería un amor para siempre, sus ojos se clavaron en mi y desde ese justo instante lo cobijé entre mis brazos, le di protección, muchos mimos y hasta un regaño de vez en cuando. 

El era mi compañero, mi amigo fiel, estaba conmigo en las buenas y en las malas, era parte de la familia, si, un miembro más, con un lugar muy especial en la vida de todos.

Me tomé muchísimas fotografías junto a él, las compartía con todo el mundo y ahora que se ha ido, me queda una sensación de vació y gran tristeza, pero... 
¿Cómo puedo superar todo esto? 

Me siento culpable por su partida... Pero ¿Por qué? Si en realidad hice todo lo que estaba a mi alcance para que estuviese bien. Es cierto, no podemos estar al 100% junto a nuestros amados animales, es parte de la vida, algo que pasa. No debo sentirme culpable.

No solo lloro por la muerte de mi perro, lloro por todos los momentos que pasamos y ya no están, la mejor época de mi vida la pasé junto a él. No solo soy yo quien se siente muy triste por su muerte, mis padres y mi hermano menor también están muy afligidos, ellos pasaron muchísimas horas junto a el...

No debo sentir vergüenza por mi dolor, por llorar, por demostrar lo mucho que me importaba mi mascota. ¿Cómo no llorar? Si vimos crecer a nuestra mascota, lo acompañamos en su juventud y también cuando se hizo viejito.

Me siento apática, no deseo ver a nadie, hasta perdí el apetito... Me dijeron que todo esto es normal, aunque hay muchas personas que no comprenden estos sentimientos y tampoco sepan valorar la tristeza que tengo, lo mejor que puedo y debo hacer es esforzarme por compartir lo que siento, estar al lado de otras mascotas y si, debo tratar de hablar del dolor que me produce tu pérdida.

Aunque me siento muy mal debo hablar sobre mi mascota, tengo que buscar personas que comprendan lo que siento ante su ausencia y desahogarme. 

Se que vienen días difíciles y muy amargos. Ya lo sé me lo han dicho: Es necesario pasar por estos días, aprender a asimilar tu marcha.

Ahora me toca seguir adelante y ajustar mis emociones, me han dicho que antes de sentirme mejor debo pasar por unas etapas de duelo, no importa si ocurren en orden, mezcladas o de manera simultánea, lo importante es apretarse los pantalones y pasar por todo esto. Es necesario pasar por todas las fases para completarlo y restablecerme.

Ya lo se, primero pasé por la negación, una primera etapa en la que me negaba completa y rotundamente a aceptar la pérdida de mi mascota. fueron días horribles. No me acostumbro a la idea de que no volverá.

Después de eso experimenté el enfado, estaba molesta conmigo misma, con el resto de la humanidad, cuando finalmente me di cuenta que mi mascota jamás regresaría.

Después de un tiempo relativamente considerable, pase por el proceso de negociación: Me senté y tuve una conversación conmigo misma y en retrospectiva para analizar la situación. Quería averiguar si las cosas hubiesen resultado diferentes de haber tomado otras decisiones.

Aun con todas las cosas que han pasado, tengo una profunda depresión, me embarga la angustia, la tristeza, una sensación de vacío y pérdida, he llorado mucho y hasta he tenido sentimientos de culpa, otras veces me arrepiento de no haber actuado de otro modo.

En este momento de mi vida apenas me estoy dando cuenta que tu pérdida es irrevocable, que la vida continúa y que debo aprender a vivir con tu ausencia.

Finalmente, un buen día desperté y me di cuenta que había llegado el momento de la aceptación, me sentía con fuerzas para seguir adelante y he aceptado su partida. Se que es imposible que regrese a mi y que todo sea como antes y hasta mejor...

Gracias a todo lo que tuve que pasar para superar la muerte de mi mascota, finalmente he aceptado ese hecho y también el hecho de que debo seguir adelante con mi vida

Tengo un pensamiento mucho mas racional: Se que nunca mas volverá, siempre permanecerás en mis pensamientos y me acompañaran todos los recuerdos.

Hoy es un nuevo día y pese a todo el proceso de duelo que tuve que pasar para sentirme mejor, me han aconsejado algunas cosas puse en práctica:

Expresa tus sentimientos: ¡Puedes llorar! Al llorar estamos expresando el dolor que nos embarga, las lágrimas son necesarias porque nos ayudan a liberar mucha angustia interior. Lo mas normal del mundo es extrañar a un ser querido que tuvo importancia en nuestra vida.

Jamás te culpes por su partida: 
Es muy frecuente sentir culpa sobre todo si la causa de la pérdida fue traumática, bien sea por un accidente o un hecho repentino. 

Se que nos sentimos responsables del bienestar de nuestras mascotas, aunque no podamos alcanzar a entender porque sucedió. 

Darle cabida a la culpa no nos ayudará a disipar el dolor.

Los buenos recuerdos se amontonan
Es común pensar en todos los momentos agradables que pasamos junto a nuestras mascotas, esos recuerdos permanecerán junto a nosotros siempre pero debemos aprender a controlarlos.

¿Qué podemos hacer para superar el dolor?

Esa es una pregunta que ronda en nuestra mente y fue entonces cuando me aconsejaron otras cosas y también las puse todas en práctica:

No soy muy buena con el lápiz y el papel, pero eso no importa, lo importante era expresar mis sentimientos, así que escribí una despedida, fue una carta dedicada a mi mascota, me ayudó mucho a ordenar mis pensamientos y mis sentimientos.

También le agradecí a mi mascota por todos los momentos que me dio a mi y a mi familia y por todo lo que significó toda una vida a su lado.

Entre todos preparamos una pequeña ceremonia de despedida para memorar su vida, junto a las personas mas allegadas y que también compartieron al lado de mi mascota. Fue de gran ayuda porque pude calmar el dolor y también fue muy útil para desahogarme un poco.

Aprendí a convivir con mi rutina diaria, aprendí a modificar mis horarios y conservar algunos hábitos que tenía junto a mi mascota: Salir, pasear y saludas a tus otros compañeros de parque, disfrutar a solas de los lugares que solíamos frecuentar.

Con el correr del tiempo modifiqué algunas cosas de mi diario vivir y busqué actividades que me hicieran sentir bien conmigo misma, estoy aprendiendo a vivir sin ti, aunque siempre estarás en mis recuerdos.

Otra cosa que aprendí es que eres irreemplazable. Por lo tanto la idea de adoptar otra mascota para suplir tu falta no estaba en mis planes, de algún modo u otro, en vez de aprender a convivir con un nuevo miembro de la familia y amarlo por si mismo, me di cuenta que las comparaciones serían inevitables y odiosas.

Entendí que cada perro es un ser único, tiene una personalidad diferente, algo distintivo que los caracteriza y jamás podría reemplazarte. Es importante darse un tiempo antes de tomar esta decisión, estar completamente "curado" de la pérdida y continuar adelante.

No existe un tiempo definido para superar el dolor, solo debemos ser pacientes y pasar por todas las etapas del duelo hasta que estemos listos de nuevo. 

No hay prisa, no hay tiempos, solo pausas y muchos momentos para expresar nuestro dolor. Afrontar la muerte de nuestra mascota es un paso importante en nuestra vida y debemos hacerlo, no dejar que se acumule lo que sentimos porque sino jamás superaremos el primer impacto que produce la perdida de un ser amado.

Carta a mi mascota: 


Te veo y pienso que solo estás dormidito, muy tranquilo, junto a mi regazo, solo descansas plácidamente y en tus sueños estoy yo a tu lado, acompañándote en tus paseos y compartiendo con todos tus amigos.
Ahora tu sueño es mas prolongado, duermes junto a mi corazón que siente y ama cada parte de ti. Me embarga una terrible tristeza, esta es una prueba muy dura que debo superar. El amor que siento por ti me ayudará a levantarme y a seguir de nuevo, tus recuerdos permanecerán en mi alma, como tinta indeleble que jamás se borrará.
Nunca te olvidaré y ahora que has cruzado el arco iris me siento más tranquila, se que te encuentras en un lugar muy especial, velando por mi y estando atento a todo cuanto pasa en mi vida.
Jamás te agradecí personalmente cada momento que compartí contigo, fueron momentos inolvidables, muy felices:

Gracias por eso amigo.
Te amo profundamente, ocupas un lugar en mi alma que solo es para ti y me quedaré con el recuerdo de tu compañía y con la mejor vista de tu carita placentera, mientras sueñas prolongadamente y te mudas a mi corazón.
Nos veremos pronto, no te preocupes por eso.

Te amo.